Search

miércoles, 5 de abril de 2017

A 25 años de una fecha infausta


¿Te has preguntado alguna vez por que la corrupción campea de manera sistematica en el país, la razón de la informalidad, la existencia de universidades cascaron, un sistema de transporte basado en las combis, la prensa comprada, la crisis de valores, una industria nacional venida a menos, entre otras? Pues tuvo su genesis en una fecha nefasta para la historia peruana. Fue el domingo 5 de abril de 1992 cuando un regimen instauro la corrupción y la inmoralidad como forma de gobernar el Peru. Hoy te lo recordamos con este posteo que merece ser leído y analizado. Por si acaso, abstenerse fanáticos naranjas y caviares.


Mucho se ha contado del 5 de abril, pero poco de las repercusiones en la frágil democracia peruana y la vida política. Algunos falsos liberales que defienden ardorosamente al fujimontesinismo cacarean que fue una medida importante y vital para salvarnos de la debacle económica y soslayar al imparable terrorismo. Hoy demostraremos que todos esos argumentos son falsos. Porque un adherente de la mafia fujimontesinista tiene que haber sufrido una lobotomia o de lo contrario, haber recibido dinero o beneficiado del robo a gran escala que ejecuto esta cleptocracia.


Nuestra debilitada economia  años atrás por el irresponsable gobierno de Alan García estaba en cuidados intensivos por el gobierno de Fujimori, quien le dió el tiro de gracia al ejecutar un violento shock que había prometido en la campaña electoral no hacer. La propuesta original era de si entonces adversario Mario Vargas Llosa. Eran ideas neoliberales que comenzaban a implantarse en el mundo. Irónicamente, hoy el fujimontesinismo repudia al nobelizado escritor. 

Las consecuencias se reflejaron en la inexorable quiebra de la emergente industria nacional y en la población. Los ajustes eran cada día más severos. Pero faltaba algo que el gobierno debía seguir al pie de la letra por órdenes del consenso de Washington y del FMI.

El terrorismo seguía afectando la vida cotidiana del país. Estaba la GEIN a punto de hacer importantes capturas de mandos sediciosos. No obstante, carecían del apoyo gubernamental. 

El Congreso bicameral hacia su labor fiscalizadora y cuando descubrieron como gente allegada al gobierno disponía de generosas donaciones del Japón, las relaciones entre los poderes ejecutivo y legislativo se volvieron más tirantes.

Apenas pocos notaron la presencia de un grupo armado que muchos confundieron con terroristas. En noviembre de 1991 se había perpetrado la matanza de Barrios Altos. A la postre de supo que los autores fueron el grupo paramilitar Colina.

Frente a los escándalos del gobierno y la presión internacional de los neoliberales es que el gobierno da un autogolpe la noche del domingo 5 de abril. Rápidamente tomaron las sedes del Congreso, Poder Judicial, Ministerio Público, medios de comunicación, etc. Se utilizó a las fuerzas armadas para el cometido. A eso de las 10 pm, y un mensaje a la nacióntelevisado, aparece un frío y estricto Fujimori justificando el autogolpe y recita la palabra "Disolver" temporalmente el Congreso de la República. 

Aunque la mayoría de los ciudadanos aprobaron sin chistar la irrupción antidemocrática, los pocos periodistas independientes advirtieron de las funestas consecuencias que se avecinaban. Apenas alguien les hizo caso. 

Si bien la condena internacional cuestionó la medida, el fujimontesinismo le dió un talante pseudo democrático al convocar nuevas elecciones congresales. Ya con la mayoría parlamentaria electa, se consuma su objetivo.

Esta alianza cívico-militar inicia la privatización de importantes empresas públicas y algunas son prácticamente vendidas a precio ganga. Empresarios extranjeros como chilenos arriban al país. Se quebrantan los derechos laborales adquiridos. Se desregulariza la educación, el transporte público, todo. Nunca antes una medida ordenada por el neoliberalismo había transformado velozmente un país. Ni en la Chile de Pinochet. El trabajo sucio recaeria en el siniestro grupo Colina y posteriormente el SIN se encargó de lod operativos y planes despiadados para destruir honras personales o asesinar gente incómoda.

Con la nueva constitución de 1993 y promulgada al siguiente año se consolida el poder del fujimontesinismo. Con el dinero de las empresas vendidas se compran medios, consciencias y sobre todo políticos. De esta manera la corrupción se institucionaliza. Pronto, el apetito voraz por el dinero lleva al gobierno a tranzar con el narcotráfico. 

Sus guiños constantes al fascismo se evidenció palmariamente cuando se alió con el grupo conservador y más rancio de la Iglesia Católica: el Opus Dei representando por el cardenal Cipriani.

Con todos los poderes copados y la aprobación popular en alza, la dictadura instauró un régimen basado en la corrupción. Envilecio las fuerzas armadas y estos aceptaron sin remilgos las órdenes dadas. Prostituyo a la prensa y la tuvo a su servicio Confedero las peores miserias del país y con total desparpajo las lideró. Infectó con mierda los valores morales que aún  persistían en la sociedad civil.

Con la economía golpeada en 1998 y las desvergonzadas actitudes autoritarias que acontecieron a fines de los 90, es cuando la gente abre sus campo visual y observa con sumo asombro las putrefactas miasmas que brotaban de la dictadura. Una política pervertida que fue desnudada a raíz de los vladivideos grabados por la mano derecha de Fujimori: el Doc Vladimiro Montesinos. 

El fraude de 2000 y la posterior caída de la dictadura debieron ser motivos suficientes para proscribir a ese partido mafioso. No fue así, los gobiernos que le sucedieron le otorgaron suficiente oxígeno para sobrevivir. Hoy son mayoría parlamentaria y su apetito por el poder y sus malas praxis se han perfeccionado. A pesar que sus principales cabecillas purgan condena, como sea quieren recuperar el poder que detentaban pues aprovechan que somos un país olvidadizo que no aprende sus lecciones.

Hoy más que nunca padecemos su asquerosa herencia. La corrupción de las empresas brasileñas como Odebrecht que ha embarrado a tres gobiernos, políticos, empresarios y periodistas es sólo una muestra que nos hemos acostumbrado a la hediondez. 

Que el 5 de abril sea una fecha para reflexionar y autoexaminarnos. Que antes de que escuches grandes embustes como que el fujimontesinismo realizó los grandes cambios, debemos revisar lo que ellos, limitrofes mentales, aborrecen: la historia. Infórmate bien para que nunca más se repita otro 5 de abril. Bye.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

OPINA LO QUE QUIERAS PORQUE AQUI HAY ABSOLUTA LIBERTAD DE EXPRESION

.

Argentino